Autor Tema: Carlos IV de Espa√Īa  (Le√≠do 2112 veces)

Admin

  • Administrator
  • Newbie
  • *****
  • Mensajes: 20
    • Ver Perfil
Carlos IV de Espa√Īa
« en: 18-Jun-2014, 03:54 »



Carlos IV de Espa√Īa


Carlos IV de Borb√≥n, llamado el Cazador (Portici, N√°poles, 11 de noviembre de 1748 ‚Äď Roma, 20 de enero de 1819) fue rey de Espa√Īa desde el 14 de diciembre de 1788 hasta el 19 de marzo de 1808. Hijo y sucesor de Carlos III y de Mar√≠a Amalia de Sajonia.


1 Acceso al trono

Sucedió a su padre, Carlos III, al morir éste el 14 de diciembre de 1788. Accedió al Trono con una amplia experiencia en los asuntos de Estado, pero se vio superado por la repercusión de los sucesos acaecidos en Francia en 1789 y por su falta de energía personal que hizo que el gobierno estuviese en manos de su esposa María Luisa de Parma y de su valido, Manuel Godoy, de quien se decía era amante de la Reina, aunque hoy en día esas afirmaciones han sido desmentidas por varios historiadores. Estos acontecimientos frustraron las expectativas con las que inició su reinado. A la muerte de Carlos III, el empeoramiento de la economía y el desbarajuste de la administración revelan los límites del reformismo, al tanto que la Revolución francesa pone encima de la mesa una alternativa al Antiguo Régimen.


2 Reinado

Gobierno del conde de Floridablanca

Las primeras decisiones de Carlos IV mostraron unos propósitos reformistas. Confirmó en su puesto como primer Secretario de Estado y del Despacho al conde de Floridablanca, un ilustrado que inició su gestión con medidas como la condonación del retraso de las contribuciones, limitación del precio del pan, restricción de la acumulación de bienes de manos muertas, supresión de vínculos y mayorazgos y el impulso del desarrollo económico. El propio Monarca tomó la iniciativa de derogar la Ley Sálica impuesta por su antecesor Felipe V, medida ratificada por las Cortes de 1789, que no se llegó a promulgar.

El estallido de la Revoluci√≥n francesa en 1789 cambi√≥ radicalmente la pol√≠tica espa√Īola. Conforme llegan las noticias de Francia, el nerviosismo de la corona crece y acaba por cerrar las Cortes que, controladas por Floridablanca (mantenido en el poder por consejo de su padre), se hab√≠an reunido para reconocer al Pr√≠ncipe de Asturias. El aislamiento parece ser la receta para evitar la propagaci√≥n de las ideas revolucionarias a Espa√Īa. Floridablanca, ante la gravedad de los hechos dej√≥ en suspenso los Pactos de Familia, estableci√≥ controles en la frontera para impedir la expansi√≥n revolucionaria y efectu√≥ una fuerte presi√≥n diplom√°tica en apoyo a Luis XVI. Tambi√©n puso fin a los proyectos reformistas del reinado anterior y los sustituy√≥ por el conservadurismo y la represi√≥n (fundamentalmente a manos de la Inquisici√≥n, que detiene a Cabarr√ļs, destierra a Jovellanos y despoja de sus cargos a Campomanes).


Gobierno del conde de Aranda

En 1792, Floridablanca fue sustituido por el conde de Aranda, amigo de Voltaire y de otros revolucionarios franceses, a quien el rey encomienda la difícil papeleta de salvar la vida de su primo el rey Luis XVI en el momento en que tras el fracaso de la fuga de Varennes éste había aceptado la Constitución francesa de 1791.

Sin embargo, la radicalizaci√≥n revolucionaria a partir de 1792 y el destronamiento de Luis XVI ‚ÄĒel rey franc√©s fue encarcelado y qued√≥ proclamada la Rep√ļblica‚ÄĒ precipit√≥ la ca√≠da del conde de Aranda y la llegada al poder de Manuel Godoy el 15 de noviembre de 1792.


Primer Gobierno de Manuel Godoy

Manuel Godoy, un guardia de corps, ascendi√≥ r√°pidamente en la corte gracias a la amistad y confianza que le otorgaron los reyes. En pocos a√Īos pas√≥ de ser un hidalgo a convertirse en duque de Alcudia y de Sueca, capit√°n general y, desde finales de 1792, en ¬ęministro universal¬Ľ de Carlos IV con un enorme poder. De pensamiento ilustrado impuls√≥ medidas reformistas como las disposiciones para favorecer las ense√Īanzas de las ciencias aplicadas, la protecci√≥n a las Sociedades Econ√≥micas de Amigos del Pa√≠s y la llamada desamortizaci√≥n de Godoy de bienes pertenecientes a hospitales, casas de misericordia y hospicios regentados por comunidades religiosas.

La Revoluci√≥n francesa condicion√≥ su actuaci√≥n en la pol√≠tica espa√Īola. Sus primeras medidas se encaminaron en salvar la vida de Luis XVI, procesado y condenado a muerte. Pese a los esfuerzos de todas las cortes europeas, el monarca franc√©s fue guillotinado en enero de 1793, lo que generaliz√≥ una guerra de las potencias europeas contra la Francia revolucionaria conocida como la Guerra de la Convenci√≥n, en la que Espa√Īa particip√≥ y fue derrotada por la Francia republicana, fruto del desastroso abastecimiento, la p√©sima preparaci√≥n del ej√©rcito y la escasa moral de la tropa frente a los enardecidos sans culottes franceses. Un ej√©rcito de 25.000 hombres[cita requerida] dirigido por el general Ricardos entr√≥ en el Rosell√≥n y logr√≥ algunos √©xitos. A partir de 1794 las tropas espa√Īolas se vieron forzadas a la retirada. Los franceses ocuparon Figueras, Ir√ļn, San Sebasti√°n, Bilbao, Vitoria y Miranda de Ebro.

Godoy suscribi√≥ con Francia la Paz de Basilea en 1795. La Rep√ļblica francesa devolvi√≥ a Espa√Īa las plazas ocupadas, a cambio del territorio hispano de la isla de La Espa√Īola ‚ÄĒcolonia de Santo Domingo‚ÄĒ. En agradecimiento el rey Carlos IV le concedi√≥ el t√≠tulo de pr√≠ncipe de la Paz.

En 1796, concluida la fase m√°s radical de la Revoluci√≥n, Godoy firm√≥ el Tratado de San Ildefonso y Espa√Īa se convirti√≥ en aliada de Francia. Este cambio de postura buscaba el enfrentamiento con Gran Breta√Īa, principal adversario de la Francia revolucionaria y tradicional enemiga de Espa√Īa con la que disputaba la hegemon√≠a mar√≠tima y, concretamente, el comercio con Am√©rica. La escuadra espa√Īola sufri√≥ la derrota frente al cabo de San Vicente en 1797, pero C√°diz y Santa Cruz de Tenerife resistieron a los ataques del almirante Nelson. En Am√©rica los brit√°nicos ocuparon la isla de Trinidad, y sufrieron una derrota en Puerto Rico. Ello provoc√≥ la ca√≠da de Godoy en mayo de 1798.


Gobiernos de Saavedra y Urquijo

Tras ello, dos ilustrados, Francisco de Saavedra y Mariano Luis de Urquijo, se sucedieron al frente del gobierno entre 1798 y 1800.


Segundo gobierno de Manuel Godoy

La llegada al poder de Napole√≥n en 1799 y su proclamaci√≥n como Emperador en 1804 alter√≥ las relaciones internacionales y se renov√≥ la alianza con Francia. Napole√≥n necesitaba, en su lucha contra los brit√°nicos, contar con la colaboraci√≥n de Espa√Īa, sobre todo de su escuadra. Por ello, presion√≥ a Carlos IV para que restituyera su confianza en Godoy. √Čste asumi√≥ de nuevo el poder en 1800 y firm√≥ el Convenio de Aranjuez de 1801 por el que pon√≠a a disposici√≥n de Napole√≥n la escuadra espa√Īola, lo que implicaba de nuevo la guerra contra Gran Breta√Īa.

Godoy declar√≥ en 1801 la guerra a Portugal, principal aliado brit√°nico en el continente, antes de que lo hiciera Francia. Este conflicto, conocido como la Guerra de las Naranjas, signific√≥ la ocupaci√≥n de Olivenza por Espa√Īa, que adem√°s obtuvo el compromiso de Portugal de impedir el atraque de buques brit√°nicos en sus puertos.

En 1805, la derrota de la escuadra franco-espa√Īola en la batalla de Trafalgar por la Armada brit√°nica modific√≥ la situaci√≥n radicalmente. Frente a la hegemon√≠a de Gran Breta√Īa en los mares, Napole√≥n recurri√≥ al bloqueo continental, medida a la que se sum√≥ Espa√Īa. En 1807 fue suscrito en Tratado de Fontainebleau que estableci√≥ el reparto de Portugal entre Francia, Espa√Īa y el propio Godoy, y el derecho de paso por Espa√Īa de las tropas francesas encargadas de su ocupaci√≥n.


Crisis final

Con tal sucesión de guerras se agravó hasta el extremo la crisis de la Hacienda; y los ministros de Carlos IV se mostraron incapaces de solucionarla, pues el temor a la revolución les impedía introducir las necesarias reformas, que hubieran lesionado los intereses de los estamentos privilegiados, alterando el orden tradicional.

La presencia de soldados franceses en territorio espa√Īol aument√≥ la oposici√≥n hacia Godoy, enfrentado con los sectores m√°s tradicionales por su pol√≠tica reformista y entreguista hacia Napole√≥n. A finales de 1807 se produjo la Conjura de El Escorial, conspiraci√≥n encabezada por Fernando, Pr√≠ncipe de Asturias, que pretend√≠a la sustituci√≥n de Godoy y el destronamiento de su propio padre. Pero, frustrado el intento, el propio Fernando delat√≥ a sus colaboradores. En marzo de 1808, ante la evidencia de la ocupaci√≥n francesa, Godoy aconsej√≥ a los reyes que abandonaran Espa√Īa. Pero se produjo el Mot√≠n de Aranjuez, levantamiento popular contra los reyes aprovechando su presencia en el palacio de Aranjuez. Godoy fue hecho preso por los amotinados. Carlos IV, ante el cariz de los acontecimientos, abdic√≥ en su hijo Fernando VII.

Napole√≥n, receloso ante el cambio de monarca, convoc√≥ a la familia real espa√Īola a un encuentro en la localidad francesa de Bayona. Fernando VII, bajo la presi√≥n del Emperador y de sus padres, devolvi√≥ la Corona a Carlos IV el d√≠a 6 de mayo, sin saber que el d√≠a antes Carlos IV hab√≠a pactado la cesi√≥n de sus derechos a la corona en favor de Napole√≥n, quien finalmente design√≥ como nuevo rey de Espa√Īa a su hermano Jos√©.


3 Final

Carlos permaneci√≥ prisionero de Napole√≥n, residiendo en Marsella, hasta la derrota final de √©ste en 1814; pero en ese mismo a√Īo Fernando VII fue repuesto en el Trono espa√Īol, manteniendo a su padre desterrado por temor a que le disputara el poder. Carlos y su esposa murieron exiliados en la corte papal, residiendo en el palazzo Borghese.


4 Mecenazgo

Carlos se interesó desde su juventud por el arte. Violinista aficionado, en 1775 compró para la corte el cuarteto de instrumentos Stradivarius conservado actualmente en el Palacio Real de Madrid y se rodeó de un entorno musical privilegiado dirigido por el violinista y compositor Gaetano Brunetti. También se interesó por la pintura, encargando obras a Luis Meléndez, Claude Joseph Vernet y Luis Paret y nombrando a Francisco de Goya pintor de cámara (1789).

Durante su reinado otorg√≥ entre t√≠tulos de Espa√Īa y t√≠tulos de Indias: 179 t√≠tulos nobiliarios, de los cuales 33 fueron Grandes de Espa√Īa.


5 Matrimonio e hijos

Carlos IV contrajo matrimonio con su prima hermana Mar√≠a Luisa de Borb√≥n-Parma (hija de Felipe, Duque de Parma) en 1765. Tuvieron 14 hijos de las veinticuatro veces que Mar√≠a Luisa de Borb√≥n-Parma estuvo embarazada, pero solo siete llegaron a la edad adulta. Entre ellos el pr√≥ximo Borb√≥n que ser√≠a rey de Espa√Īa como Fernando VII.



« √öltima modificaci√≥n: 18-Jun-2014, 15:20 por Admin »
En línea